Retención de líquidos embarazo

La retención de líquidos en el embarazo

Remedios para evitar la retencion de liquidos cuando estás embarazada

Durante el embarazo, tu cuerpo genera el doble de fluidos y sangre para ajustarse a las nuevas demandas del organismo y del bebé que crece en tu vientre (aproximadamente un 25% del aumento de peso en el embarazo se debe al aumento de fluidos) y no siempre es capaz de gestionarlos, con lo cual el cuerpo empieza a retener líquidos.

A menudo esta situación provoca un hinchazón o edema en piernas, brazos y cara, que suele afectar aproximadamente a la mitad de las mujeres embarazadas, sobretodo durante los últimos meses del embarazo.Retención de líquidos en el embarazo: cafeína

El exceso de calor en verano, estar muchas horas de pie o tener mucha actividad física, tomar mucha cafeína o llevar una alimentación con exceso de sal o baja en potasio pueden provocar el retener líquidos. El problema también puede aumentar durante los viajes largos en avión.

Si la retención de líquidos en el embarazo no es exagerada no hay que preocuparse, y desaparecerá unos días después del parto (aunque justo después es posible que aumente el problema pero se trata solo de un empeoramiento temporal). Sin embargo, sí que es una molestia que podemos aliviar y en algunos casos puede ser peligrosa. En el post de hoy te lo contamos todo sobre cómo eliminar la retención de líquidos.

Tipos de hinchazón que hay que vigilar

El hinchazón o edema puede producirse cuando aumenta la presión sanguínea en las venas (sobretodo de las piernas y tobillos, pero puede pasar también en las manos, la cara o la parte baja de la espalda).

Cuando el hinchazón sube hasta media pierna y al apretar se quedan los dedos muy marcados, o si se hinchan cara, manos o piernas mucho y de repente, pueden ser síntomas de preclamsia y hay que acudir al médico inmediatamente y controlar el nivel de presión sanguínea.

Otros problemas del que el hinchazón puede ser síntoma son la trombosis (por ejemplo si sólo se hincha una pierna, que se enrojece mucho y se duerme) y el síndrome de túnel carpiano (cuando el hinchazón comprime los nervios de la mano).

DIETA PARA NO RETENER LÍQUIDOS en el embarazo

Las vegetarianas estamos de enhorabuena: en general nuestra dieta tiende a ayudar al organismo a no retener líquidos porque se compone básicamente de fruta y verduras.

Hay vegetales que son diuréticos naturales, que ayudan a eliminar el exceso de fluidos. Algunos ejemplos son el apio, las manzanas, los cítricos, el perejil (pero en pocas cantidades), la piña, los espárragos y los berros. Cómo no retener líquidos en el embarazo: la piña

Otros como la cebolla y el ajo ayudan a una buena circulación.

Si sufres retención de líquidos en el embarazo, los alimentos ricos en Vitamina C, Vitamina E y potasio (como el plátano, el melón y el agua de coco) son tus aliados.

Y no olvides consumir suficiente proteína: legumbres y derivados de la soja, lácteos (si eres ovo-lacto-vegetariana), semillas, espirulina…

En cambio, es importante reducir el consumo de sal, y por tanto de alimentos preparados (que suelen contener mucha más sal que los que preparas tú en casa), así como evitar la cafeína.

Otros trucos para no retener líquidos

  • Bebe mucha agua, para evitar la retención de líquidos.
  • Siempre que puedas, descansa con las piernas en alto (sobre un cojín o tamburete alto, por ejemplo). Incluso es buena idea dormir con una almohada bajo los pies o calzar la cama con una cuña para que las piernas queden un poco más altas y favorecer la circulación. Si por trabajo tienes que estar muchas horas de pie, ves desplazando el peso de tu cuerpo de un pie al otro, para no cargar las dos piernas a la vez).
  • Prueba las terapias complementarias: la acupuntura, el shiatsu, la reflexología, la osteopatía y la quiropráctica pueden ayudarte.
  • Que te den masajes en las piernas (siempre y cuando no te duela) con un aceite básico – no aceites esenciales que son demasiado concentrados. Sí puedes usar algunas gotitas de aceites esenciales diluidas en agua para darte baños de pies. La lavanda y la manzanilla relajan, y el ciprés es bueno para la circulación (aunque hay quien lo relaciona con sangrado vaginal – así que mejor consulta el especialista antes de escoger tu aceite).Cómo evitar la retención de líquidos en el embarazo: baños de pies
  • Elige zapatos cómodos (nada de tacones), y plantéate usar medias compresivas – pero evita las prendas que opriman piernas y tobillos.
  • Las infusiones de diente de león también ayudan a prevenir la retención de líquidos, pero no te automediques: consulta primero con tu especialista porque hay que ir con cuidado con los remedios herbales durante el embarazo. Esta infusión no está recomendada si tienes problemas de vesícula.
  • Mete las piernas en el agua: en la bañera, la piscina o el mar. Hay quien dice que un baño de pies en agua templada tirando a caliente con sales de Epson un par de veces a la semana les ayuda también.
  • Haz ejercicio ligero: caminar, nadar, un poco de yoga, cardio moderado…
  • Recurre a los geles refrescantes para piernas o… a la col: limpia con un trapo húmedo unas cuantas hojas de col (no las laves bajo el chorro del grifo) y ponlas en la nevera hasta que se enfríen (no en el congelador). Cuando estén frías, envuélvete las piernas con ellas y ves cambiando las hojas cuando se queden mojadas. Este truco también se usa cuando duele el pecho durante la lactancia.
  • Si se te hinchan las manos, acuérdate de quitarte los anillos antes de que el hinchazón sea demasiado grande y se queden atascados y duelan.

[icon color=”#54526E” size=”18″ type=”icon-question-sign” unit=”px” ] Y tú? Cuéntanos en los comentarios: qué haces para evitar la retención de líquidos en el embarazo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress SEO Plugin by SEOPressor