Mitos de la Dieta Vegetariana en el Embarazo | Embarazo Vegetariano blog

Mitos sobre el embarazo vegetariano

Es peligrosa la dieta vegetariana durante el embarazo?

Como embarazada vegetariana te vas a encontrar más de una vez con gente que se alarme o te critique por llevar un embarazo vegetariano. Ante todo, mantén la calma: en el fondo, esa gente se preocupa por tu bebé y te está expresando su amor (aunque no hayan encontrado una forma más constructiva de hacerlo) 😛

Es importante que tengas claras tus elecciones y lo que conllevan, que el médico controle tus niveles de nutrientes en sangre (no sólo para tener tranquilos a los demás, sino para tu propia salud y la del bebé), y que sepas explicar tu postura con tranquilidad. Y si hace falta, que sepas poner límites a quien se ponga pesado de forma educada pero firme.Mitos del Embarazo Vegetariano

Aquí tienes algunas ideas para romper con los mitos sobre el embarazo y el vegetarianismo:

Es peligroso para el bebé llevar un embarazo vegetariano

No tiene por qué serlo, si eres consciente de los nutrientes que tú y tu bebé necesitáis, y cómo introducirlos en tu dieta o con la ayuda de suplementos. La dieta vegetariana suele ser rica en ciertos nutrientes como el ácido fólico (sobretodo si comes muchas hojas verdes), pero también es más fácil caer en déficits si no se plantea bien. La solución es estar bien informada y llevar un control médico para confirmar que se está haciendo bien o corregir lo que sea necesario. Piensa que unos análisis perfectos serán la forma más fácil de “hacer callar” a quien se ponga pesado con el tema. En este blog iré escribiendo cada semana sobre los nutrientes más importantes a tener en cuenta si deseas seguir una dieta vegetariana durante el embarazo.

Te faltará proteína

Este no es sólo el más grande de los mitos sobre el embarazo vegetariano, sino también el mayor mito sobre el vegetarianismo en general. Si bien es cierto que durante el embarazo tus necesidades de proteína diaria van desde doblarse en el primer trimestre hasta multiplicarse por diez en el tercero (en esta tabla encontrarás los datos exactos), lo cierto es que si llevas cierto tiempo siendo vegetariana ya tendrás muy clarito cuales son las fuentes de proteína a las que puedes acudir.Dieta vegetariana durante el embarazo

Vas a tener antojos de carne aunque no quieras

O pescado. O marisco.

A ver, no porque los antojos que sentía Nathalie Portman la llevaran a dejar temporalmente la dieta vegana y hacerse ovo-lacto, eso tiene que pasarte a ti también. Quizás sí, pero no tiene por qué. En todo caso, has de saber que los antojos suelen ser la forma que tiene nuestro cuerpo de transmitir a la mujer embarazada que necesita un nutriente concreto, a través de desear un alimento que lo contiene. Desear carne durante el embarazo puede significar necesidad de proteína o de hierro, con lo cual lo más probable es que si suministras al organismo lo que en realidad te está pidiendo, el antojo desaparezca. No te obsesiones con el tema ni te sientas culpable por tenerlos. Escoge hacer lo que te parezca más conveniente para tu salud y la del bebé. Y si tienes miedo de cómo reaccionen los demás, mantén tus “excepciones puntuales” en privado y así te evitarás tener que justificarte ante familia y conocidos.

Tu bebé no ganará suficiente peso

Es cierto que la dieta vegetariana suele ser más ligera que las dietas “standards” que incluyen carnes, embutidos y demás productos derivados de animales, porque estos suelen contener más grasas.

Tus necesidades nutricionales de grasas y calorías crecerán con el embarazo. Asegúrate de ir incrementando paulatinamente tu consumo de frutos secos, semillas y aguacate para compensar.

Si tu bebé es niño, podría tener problemas en el pene

Cómo?????? La primera vez que lo oí, aluciné. Pero después de hacer investigar un poco, al parecer sí existe una enfermedad llamada hipospadias que podría tener más incidencia en embarazos vegetarianos. Se trata de una malformación del pene donde el agujero para orinar se presenta en un lugar diferente al habitual. Pero no te espantes todavía: investigaciones recientes relacionan esta anomalía con los fitoestrógenos generados por el consumo de soja. Por lo tanto, not tiene que ver tanto con seguir una dieta vegetariana durante el embarazo sino con el consumo excesivo de soja.

Qué te ha parecido el artículo? Comparte en los comentarios tu experiencia con estos y otros mitos sobre el embarazo vegetariano.

1 comentario en “Mitos sobre el embarazo vegetariano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress SEO Plugin by SEOPressor