Náuseas en el embarazo

Todo sobre las náuseas durante el embarazo

Por que dan vomitos en el embarazo y como evitarlo

Alrededor de un 80% de las embarazadas sufren náuseas durante el embarazo, y según ciertos estudios, son mucho más corrientes cuando se va a tener una niña.

Aunque son una molestia muy común, existen muchos mitos sobre los vómitos en el embarazo: algunas madres sin síntomas se alarman al leer en algún lado que no tener náuseas puede significar riesgo de aborto. Y aunque en algunos pocos casos eso puede tener que ver con un nivel demasiado bajo de ciertas hormonas, en la gran mayoría de los casos un embarazo sin náuseas no es un peligro… sino una gran suerte!

Para las demás, aquí va el post de hoy.

Por qué se dan náuseas durante el embarazo?

Los médicos no tienen claras las causas reales de los mareos y los vómitos. Parecen estar relacionadas con los niveles altos de ciertas hormonas (Gonadotropina Coriónica Humana o GCH, la progesterona y el estrógeno), que aumentan a partir de la concepción. Pero también pueden tener que ver con otros procesos asociados al embarazo como el aumento de la sensibilidad a los olores (causa común de los ascos a ciertos alimentos) o que el sistema digestivo esté más delicado durante la gestación.

Por otro lado, tu propia disposición natural puede tener mucho que ver: si te mareas en coche, si ya has tenido náuseas en embarazos precedentes, si en tu familia hay historial de vómitos durante el embarazo, si la píldora anticonceptiva te daba náuseas… Además, en los embarazos múltiples suelen darse más casos de náuseas que en embarazos de un sólo embrión.Emociones, ascos y mareos en el embarazo

Y finalmente no hay que olvidar las causas psicológicas. Mientras hay mujeres que sienten náuseas sin estar embarazadas pero pensando y deseando estarlo, otras no las tienen hasta que descubren que lo están (auto-sugestión). También hay investigadores que señalan al estrés como uno de los posibles culpables de los mareos en el embarazo. Y si has oído hablar de Louise Hay, autora de Usted Puede Sanar su Vida, ella relaciona dichas molestias con el miedo a lo desconocido, falta de aceptación y sensación de pérdida de control (lo cual, en un contexto de embarazo, tiene mucho sentido si lo relacionamos con lo que nos despierta pensar en nuestro futuro bebé, el momento del parto, etc.).

Hacerte preguntas del tipo “Estoy totalmente feliz con mi embarazo?”, “Es el momento ideal para quedarme embarazada?”, “Deseo realmente éste bebé?”, “Tengo algún miedo de lo que pueda pasar?” pueden ayudarte a escuchar tu interior y descubrir si existen dudas, miedos y reticencias. Por pequeñas que sean, podrían ser la causa de un estrés reprimido que esté generando en cierto grado tus náuseas. Nunca te culpabilices por tus respuestas: si deseas trabajar esas emociones, empieza por aceptar que están allí y acogerlas. El trabajo con afirmaciones o con algún terapeuta con quien te sientas a gusto pueden serte útiles para resolverlas.

Cuánto duran las náuseas en el embarazo?

Habitualmente los mareos y los vómitos en el embarazo empiezan a remitir entre las 12 y las 20 semanas, coincidiendo con momentos de estabilización de los niveles hormonales. Sin embargo, no es una regla matemática: en ciertos casos pueden continuar durante todo el embarazo.

En cualquier caso, aunque son molestas no deberían afectar al desarrollo de tu bebé siempre y cuando te mantengas hidratada para compensar los efectos de los vómitos. Sólo en casos muy agudos (entre 7 y 8 vómitos al día o más), puede darse Hiperémesis Gravídica, que sí requeriría hospitalización.

Cómo evitar los mareos en el embarazo?

Hay varios trucos y técnicas que pueden ayudarte. Como aliviar las nauseas:

– Come poco, despacio y a menudo. Las porciones pequeñas son más fáciles de digerir, y comiendo despacito, masticando bien y ensalivando los alimentos la digestión será aún más fácil. Y comiendo a menudo evitarás que tu estómago se quede vacío. Si tus náuseas se dan por la mañana, guarda algunas galletas en la mesita de noche y cómete un par antes de levantarte y espera al menos un cuarto de hora antes de levantarte, poquito a poquito.Mareos en el embarazo

– Prefiere los alimentos y las bebidas frías o a temperatura ambiente. Los alimentos calientes tienden a oler más y ello podría ser una causa de vómitos en el embarazo. Por la misma regla de tres, evita los alimentos con olores fuertes.

– Escoge alimentos fáciles de digerir. Prefiere alimentos en purés, al vapor, al horno o a la plancha y con pocos condimentos. En general, las grasas cuestan más de digerir que otros alimentos. Si eres flexivegetariana y tomas carne ocasionalmente, limita las carnes rojas. Y para las ovo-lacto, lo mismo va para los lácteos. De todas formas, escucha tu cuerpo: durante mi embarazo he tenido suerte y sólo he sufrido algún que otro mareo leve ocasional alguna tarde y me dí cuenta de que al comer queso o tahini, el símptoma desaparecía en pocos minutos. En cambio, si comía una tortita de arroz o una pieza de fruta, me ponía no mejoraba nada y me sentía más débil. Supuse que los lípidos o la proteína me estarían ayudando, pero en cambio los carbohidratos no. Recuerda que cada cuerpo es diferente: aprende a conocer el tuyo.

– No te acuestes después de una comida. Tumbarse (sobretodo sobre el lado derecho) puede ejercer presión sobre tu sistema digestivo dificultando la digestión. Si tus náuseas aparecen después de comer, este truco podría ayudarte.

– Mantente hidratada. Compensarás la deshidratación producida por los vómitos, y aliviarás tu garganta irritada. Bebe a sorbitos y a menudo (también puedes usar una pajita para limitar la cantidad de líquido), y evita llenarte el estómago de una tirada. En cambio, durante las comidas es mejor que no bebas demasiado para no diluir los ácidos del estómago, cosa que dificultaría la digestión.Aliviar las náuseas durante el embarazo

– Descansa y respira aire fresco. Si llevas una vida ajetreada, tu cuerpo podría “protestar” expresándose a través de los vómitos y los mareos en el embarazo. Ralentiza tu ritmo, descansa y relájate. Abrir ventanas y pasear al aire libre también te ayudará a oxigenarte y aliviar los mareos durante el embarazo.

– Terapias alternativas. La hipnosis, la acupuntura y la aromaterapia (en especial el limón, la menta y la naranja) pueden aliviarte.

– Vitaminas prenatales. Has notado que podrían estar relacionadas con tus náuseas durante el embarazo? Prueba a tomarlas por la noche antes de acostarse. Si persisten, consulta con tu ginecólogo a ver si te puede recetar otras con menos hierro, o incluso dejar de tomarlas durante cierto tiempo (pero no tomes estas iniciativas por tu cuenta!).

Jengibre. Durante siglos se ha utilizado en Ásia para prevenir las náuseas durante el embarazo y también los marineros lo usaban para evitar mareos. Ahora su uso está ya avalado por la OMS e incluso se recomienda a los enfermos de cáncer para paliar los efectos de la quimioterapia. Puedes beberlo como te o ginger ale (en ese caso, asegúrate que la lista de ingredientes mencione que es “jengibre real”), rallarlo y añadirlo a un zumo o sopa, tomarlo en forma de caramelos o galletitas… También existe el polvo de jengibre que debe usarse con moderación (no más de 2gr al día).Vomitos en el embarazo

– Menta. El efecto enfriador del mentol refresca y relaja el sistema digestivo aliviando los vómitos en el embarazo. Benefíciate de sus efectos en infusión, fresca, en caramelos… o incluso lavándote los dientes con un dentífrico que la contenga! En forma de aceite esencial a veces ayuda, pero su fuerte olor puede ser contraproducente.

– Limón, vinagre y encurtidos. También tienen un efecto refrescante que alivia los mareos. Una limonada fría puede irte muy bien, así como aspirar el aroma de un limón partido por la mitad. Pepinillos, cebolletas, aceitunas y otros alimentos preservados en vinagre también ayudan, aunque es mejor no abusar de ellos.

– Vitamina B6 (piridoxina). Aunque varios estudios demuestran que su consumo ayuda contras los mareos en el embarazo, los científicos todavía no saben exactamente por qué. Tu médico puede recetarte suplementos con dosis hasta 3 veces más altas de la CDR en caso de náuseas fuertes. También puedes incorporarla en tu dieta consumiendo a menudo alimentos ricos en B6. Para las flexivegetarianas, eso incluye sobretodo el atún, y en menor medida, la ternera, el pollo y el salmón. Para el resto de vegetarianas, la reina es la semilla de calabaza seguida de los pistachos, las ciruelas pasas, los boniatos, la patata, el plátano, la coliflor, el aguacate y las espinacas entre otros.

Y tú? Sufres náuseas? Comparte tus trucos para aliviar los mareos y los vomitos en el embarazo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress SEO Plugin by SEOPressor