Hierro y embarazo

Todo sobre la falta de hierro en el embarazo

Son imprescindibles los suplementos de hierro para embarazadas?

El hierro es un mineral que tu cuerpo necesita para fabricar hemoglobina, mioglobina (una proteina que ayuda a llevar oxígeno a los músculos), colágeno y a mantener tu sistema inmune.

Pero además el hierro en el embarazo es crucial para el desarrollo del bebé y la placenta, especialmente en el segundo y el tercer trimestre. Por otro lado, la cantidad de sangre en el cuerpo de una mujer llega casi a doblarse durante el embarazo, por lo que sus necesidades de hemoglobina (y por tanto, de hierro), se multiplican: Mientras que la CDR en una mujer no embarazada es de 18mg/día, en una embarazada pasa a ser de 30mg/día.Hierro en el embarazo: legumbres

POR QUÉ PUEDE faltaR hierro en el embarazo?

Muchas mujeres ya tienden a presentar anemia (falta de glóbulos rojos causada por una deficiencia de hierro) incluso antes de la concepción, ya sea por una baja absorción del hierro en su dieta, o por el sangrado abundante durante la menstruación, o incluso por una deficiencia de ácido fólico o Vitamina B12.

Otras desarrollaran anemia durante el embarazo debido a los vómitos matutinos causadas por las náuseas, un embarazo múltiple, o si se trata de un embarazo muy seguido de otro anterior y no ha habido tiempo de recargar las reservas de hierro del cuerpo.

Incluso sin que se den estas causas, es habitual que hacia la semana 21 las reservas de hierro con que se contaba al inicio del embarazo ya se hayan agotado y se empiecen a presentar signos de anemia: cansancio extremo, palidez, falta de motivación, irritabilidad…En algunos casos la falta de hierro en el embarazo se ha relacionado con una enfermedad conocida como pica: antojos por productos que no son comestibles, como por ejemplo el papel, el hielo o el yeso (si te pasa eso, por favor, NO LO COMAS y avisa enseguida a tu médico).

Aunque si la anemia es leve puede no presentar síntomas, por lo que es recomendable controlar los niveles de hierro con análisis de sangre.

Cuales son los riesgos de la anemia durante el embarazo?

Alimentos con hierro para embarazadas: Albaricoques secosPara el bebé, la falta de hierro en el embarazo se relaciona con partos prematuros, bajo peso al nacer, mayor riesgo de mortalidad y anemia infantil (puesto que durante el último trimestre del embarazo el feto empieza a acumular reservas de hierro para sus primeros 6 meses de vida, antes de empezar a comer sólidos).

Para la mamá, aparte de los síntomas de la anemia en el embarazo que hemos citado antes, se puede debilitar el sistema inmune, es posible que sea necesaria una transfusión de sangre después del parto (sobretodo si se pierde mucha sangre), que tras el parto se presenten problemas como mareos y taquicardias que obliguen a alargar algunos días la hospitalización, e incluso se ha relacionado con mayor incidencia de depresión post-parto.

Cómo introducir más hierro en tu dieta?

Existen dos tipos de hierro: el hierro hemo y el hierro no-hemo. El cuerpo asimila con más facilidad el hierro hemo, pero malas notícias para las vegetarianas: éste sólo se encuentra en alimentos de orígen animal. Así que las flexivegetarianas lo tenéis más fácil que las demás: la ternera, el pavo o el pollo son buenas fuentes de hierro en el embarazo (pero evita el hígado, que no se recomienda en el embarazo por su excesivo contenido en vitamina A).

Para las demás, existen algunos trucos que nos ayudarán a asimilar mejor el hierro no-hemo (de origen vegetal):

  • Evita consumir alimentos ricos en hierro (o suplementos de hierro) al mismo tiempo que alimentos o suplementos ricos en calcio. El calcio interfiere con la absorción del hierro.
  • Por el mismo motivo, no los mezcles con productos con cafeína (té, café, colas, chocolate…), que contienen polifenoles que también interfieren en su absorción.
  • Cocina en ollas de hierro colado: al parecer, contribuyen a aumentar el contenido en hierro de los alimentos… hasta un 80%
  • Cocina con muy poca agua y tiempos cortos, para que el hierro de los alimentos no se pierda.
  • Combina los alimentos ricos en hierro con otros que contengan vitamina C (como el limón, el tomate…): la vitamina C hace más asimilable el hierro no-hemo.

Estos son los alimentos más ricos en hierro no-hemo:

Legumbres. De más ricas a menos: edamame > lentejas > alubias > garbanzos > tofu.Evita la falta de hierro en el embarazo con tomillo seco

– Semillas de calabaza. Además llevan mucho zinc.

– Espinacas y acelgas. Si hervidas no te gustan pruébalas crudas en ensalada, salteadas añadidas a arroces y pasta, o incluso en zumos verdes o batidos.

– Espárragos y patatas con su piel.

– Albaricoques secos, ciruelas pasas y uvas pasas.

– Tomillo seco. Quien te iba a decir que una cucharadita de café proporciona el 7% de tu CDR? Tu aliado a la hora de aromatizar tus comidas.

– Remolacha. Pruébala rallada sobre tu ensalada, o añadida a tus zumos y batidos.

Deberías tomar pastillas de hierro para embarazadas?

Lo más probable es que si ya estás tomando algún suplemento para el embarazo, éste ya contenga la cantidad que necesitas para mantener tus reservas.

Pero en caso de que desarrolles anemia, tu médico te recetará un suplemento específico, varias dosis mayor que la cantidad diaria recomendada. De esta forma, te recuperarás del deficit de hierro en sólo algunas semanas, y una vez recuperada es posible que te mande seguir tomando las pastillas un tiempo más para regenerar tus reservas.

Pero nunca te automediques ni empieces a tomar hierro por tu cuenta: el exceso de hierro en el embarazo también es peligroso. Los niveles altos de hierro durante el embarazo se han relacionado con un mayor riesgo de diabetis gestacional, preclamsia, abortos y asma.

Por otro lado, es habitual que los suplementos de hierro para embarazadas provoquen ciertos efectos secundarios como estreñimiento (y menos frecuentemente, diarrea), ardores y náuseas. Tus heces también serán más oscuras, pero eso no debe preocuparte: es normal.

Ah! Y si tienes hijos pequeños, mantén los suplementos de hierro para embarazadas fuera de su alcance: la sobredosis de hierro en niños puede ser mortal (incluso la dosis normal de un adulto es capaz de envenenarlos).

Y tú? La conversación empieza ahora en los comentarios. Cuéntanos: cómo gestionas tú el hierro en el embarazo para evitar deficiencias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress SEO Plugin by SEOPressor